¿Qué es lo mejor para nuestros niños?


Según los Estatus Legales de Florida,

Hay un estándar del “Mejor Interés del Niño” (BIOTC) en diferentes casos que involucran disolución de matrimonio, ya que pueden volverse tensos y presentar diferentes puntos de vista de cada una de las partes. Estos estatutos, tienen como fin presentar un punto de vista objetivo sobre cual debe ser el mejor interés del niño teniendo en cuenta el contexto potencialmente conflictivo en el que se encuentra y procurando una estandarización de los principales ámbitos a tener en cuenta durante un caso de disolución de matrimonio.


Todos los puntos establecidos en dichos Estatutos, son siempre enfatizados en el mejor interés del niño, teniendo en cuenta también, los numerosos factores involucrados en la manutención de los hijos y en el tiempo compartido de crianza en una potencial disolución de matrimonio.

Los tribunales y distintos sistemas legales, siempre se deben regir por lo que es mejor para el interés del niño. Con esa premisa, si es necesario modificar algo con respecto a la disolución del matrimonio perteneciente a uno o a varios niños, el tribunal tiene el potencial de hacerlo.


De acuerdo con el Estatuto de Florida (61.13.2.) “El tribunal que inicialmente dicte una orden que requiera que uno o ambos padres realicen pagos de manutención infantil, tiene jurisdicción continua después de la entrada de la orden inicial para modificar la cantidad y los términos y condiciones de los pagos de manutención infantil, si el tribunal determina que la modificación es estar en el mejor interés del niño” En resumen este Estatuto establece todas las circunstancias que permiten que un tribunal cambie cualquier cosa relacionada con la manutención de los hijos, la crianza de los hijos, el tiempo compartido, etc., a menos que el niño ya no sea menor de edad o esté bajo la tutela de las partes originalmente involucradas.


Estándar del mejor interés del niño según el Estatuto de Florida:

La responsabilidad parental es un área importante bajo este Estatuto, ya que describe los factores que se utilizan para crear o modificar un plan de crianza, por ende, el interés superior del niño se determina teniendo en cuenta lo siguiente:

  1. La capacidad y disposición demostradas de cada padre para facilitar y fomentar una relación estrecha y continua entre padres e hijos.

  2. La división anticipada de las responsabilidades de los padres después del litigio, incluida la medida en que las responsabilidades de los padres se delegarán a terceros.

  3. La capacidad y disposición demostradas de cada padre para determinar, considerar y actuar sobre las necesidades del niño en contraposición a las necesidades o deseos de los padres.

  4. El tiempo que el niño ha vivido en un entorno estable y satisfactorio y la conveniencia de mantener la continuidad.

  5. La viabilidad geográfica del plan de crianza, con especial atención a las necesidades de los niños en edad escolar y la cantidad de tiempo que se dedicará a viajar para llevar a cabo el plan de crianza. Este factor no crea una presunción a favor o en contra de la reubicación de ninguno de los padres con un hijo.

  6. La idoneidad moral de los padres.

  7. La salud física y mental de los padres.

  8. El registro del hogar, la escuela y la comunidad del niño.

  9. La preferencia razonable del niño, si el tribunal considera que el niño tiene suficiente inteligencia, comprensión y experiencia para expresar una preferencia.

4 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Dadas las declaraciones de última hora realizadas por el señor FRANKLIN HUMBERTO CORAL GARRIDO, a través de sus redes sociales. La firma de abogados Franco Law Firm, PA, encargados de la representació